Los regatistas de Optimist regresan al mar con las pilas recargadas y la ilusión intacta

Sofía Hernández, Elena Díaz y Fernando Cebrián hablan sobre cómo ha sido el regreso a los entrenamientos y sus nuevos objetivos


TENERIFE | La Sección de Náutica ha tenido que reinventarse en estos últimos meses tras la pandemia que ha asolado al país y al mundo entero. Tres meses encerrados en casa, sin ver a sus amigos, a su familia y sin poder practicar el deporte que más les gusta. Fernando Cebrián, Sofía Hernández y Elena Díaz, han tenido que adaptarse a la nueva normalidad, al igual que todos sus compañeros regatistas.

Sin embargo, parece que la luz al final del túnel ya es visible y han podido regresar al mar, dejando atrás el confinamiento que les obligaba a permanecer en sus casas. Con cierta perspectiva, analizan cómo han pasado esos meses y los tres nautas coinciden en que han echado más en falta “navegar, estar con los compañeros y amigos”. Para hacerles más llevadero esa falta de libertad de movimiento, Cebrián asegura que “hacíamos actividades físicas en casa, retos con sorteos, entrenamientos de mucha intensidad”, e incluso han podido competir de manera online gracias a la aplicación Virtual Regatta. Una nueva experiencia, que para Elena Díaz “fue algo diferente porque no todos los días juegas así de manera oficial. Pero la verdad es que era muy original y me lo pasé muy bien”. Aunque Sofía Hernández prefiere competir como en la vida real porque “perdí el wifi varias veces y eso hizo que me saliera de la regata y perdiera puestos”. 

El regreso a la actividad física en el agua fue un motivo de alegría entre los regatistas de la Clase Optimist del RCNT, a pesar de que volver a hacer deporte después de tanto tiempo tuvo consecuencias físicas. Hernández cuenta que “me dolía la espalda porque hay músculos que los trabajas cuando navegas pero en tu casa es más difícil trabajarlos”. Asimismo, Díaz asevera que se sintió “muy bien, pero a la vez sentí que estaba navegando bastante mal, pero me lo pasé muy bien al volver porque después de tanto tiempo lo necesitaba”. Además, asegura que el primer día que hizo viento “ya no podía más, tenía muchas agujetas”. En esta línea, Cebrián asegura que “al principio me costó pero ya me estoy acostumbrando. Tenía muchos dolores por estar tanto tiempo sin hacer ejercicio y cuando navegas trabajas músculos que no haces en la vida cotidiana”, afirmaba coincidiendo con su compañera Sofía Hernández.

La nueva normalidad a la que poco a poco deben ir adaptándose, incluye otras medidas de seguridad y protección que todos deben cumplir. El regatista nauta cuenta, que a parte de “llevar el chaleco puesto y abrochado, un seguro para que la vela no se caiga si te vuelcas, un silbato por si tienes una urgencia o te pasa algo para avisar, o un pequeño remo”, ahora hay que tener en cuenta otras pautas de seguridad. “Antes de entrar al mar debemos llevar la mascarilla, mientras navegamos no podemos tocar el barco de nadie y cuando salimos no podemos estar cerca unos de otros”. En este sentido, para Elena Díaz, una de las restricciones que deben respetar es que “no nos podemos acercar a la zodiac del entrenador. Es bastante difícil de llevar porque antes nos acercábamos y nos ayudaban. Navegar con todas estas medidas es un poco lío, no es lo mismo, pero algo es algo. No es más fácil ni difícil, pero es un poco más incómodo porque tienes que estar también pendiente de no acertarte a nadie y a veces se te olvida”.

Los regatistas de Optimist ya piensan en el futuro y tienen la vista fijada en el próximo objetivo. La Federación Canaria de Vela ha confirmado la celebración del Campeonato de Canarias el próximo fin de semana del 4 al 6 de julio en Gran Canaria. Una noticia que los nautas han acogido con mucho ánimo y motivación. Elena Díaz reconoce que está un poco “nerviosa porque es el primer campeonato después de tanto tiempo y siento que quizás no lo voy a hacer muy bien, pero tengo muchas ganas de volver a competir”. Sofía Hernández, por su parte, asevera que “vengo a navegar todos los días y estoy esforzándome mucho en los entrenamientos. Echaba de menos la competición. Me gustan las regatas, estar con toda la gente en la salida y sentir la presión de estar regateando”. En la misma línea continúa su compañero, y asegura que entrena “todos los días con mucha intensidad, más horas de las que navegamos habitualmente y ya siento el espíritu de la competitividad. Me gusta la tensión que siento cuando compito”.

Asimismo, en verano se celebrará también el Campeonato de España, una cita a la que “tengo muchas ganas de ir. Me gusta viajar y sobre todo visitar sitios nuevos, navegar en sitios diferentes”, aseguraba Cebrián. Para Sofía Hernández ir “representando a Canarias me gusta mucho. Vamos a aprender y hacer amigos nuevos”. Mientras, Elena Díaz, coincide con su compañera de Club y asegura que “tengo muchas ganas porque es diferente, es a nivel nacional, sales fuera de Canarias y hay mucha más gente”, concluye la regatista.




Volver